La Octava Sinfonia

Posted on Posted in Ya sabes como escribo

Yo ya estoy harto de esconderme,
me ahogo en silencio cada viernes.
Detrás de las paredes se está a gusto
pero el tedio no se mueve
y hay que llorar.

!Viste tu fuego y sal corriendo¡
le dijo el corazón al cuerpo:
si acaso tienes miedo y retrocedes
sácame de tan adentro
que ya voy yo.

Y vino aliento, el viento
creo que corre a mi favor.
Súbeme al cielo,
espero fuego cuando salga el sol
¡Acaríciame!
me dijo con la boca llena
que aún le quedan ganas de comer.
!Qué bien¡ pídemelo y pondré el mantel.
¡Que bien¡ pídemelo y te hare crecer.
¡Enamórame¡
me hizo tocar la octava sinfonía
de “Contrabando de placer”.
Muy bien, te hare llorar a la de tres.
Muy bien, le quedan ganas de comer

Me pido calma y tiempo muerto,
venga, una tregua – dije- Alberto.
Control, calma y paciencia son acordes
que no habrá en este concierto.
…Ya me da igual

Me hice un collar con sus pendientes,
se seca el mar cuando me enciendes,
se duerme hasta la prisa
y la cordura viene y me enseña los dientes
¿Dónde estará la cremallera?
!Espera ,desabrocho el cinturón¡
Súbeme al cielo,
espero fuego cuando salga el sol.

¡Acaríciame!
Me dijo con la boca llena
que aún le quedan ganas de comer.
!Qué bien¡ pídemelo y pondré el mantel.
¡Que bien¡ pídemelo y te hare crecer
¡Enamórame¡
me hizo tocar la octava sinfonía
de “Contrabando de placer”
Muy bien, te hare llorar a la de tres.
Muy bien, le quedan ganas de comer.

Perdónenme si no describo el fin de aquel amanecer,
sucede que es inútil intentar volcar este papel.
Le até el vestido al pecho y el helecho
me trepó del pelo hasta los pies.

!Acaríciame¡
Porque un segundo más de espera
puede hacerme desaparecer.
¡Muy bien ,pídemelo y te haré crecer¡
Muy bien, no habrá montañas esta vez
¡Enamórame¡
me hizo tocar la octava sinfonía
de “Contrabando de placer”
muy bien, te haré llorar a la de tres
muy bien le quedan ganas de comer

© Letra y musica: Jálber 2016