Dame Un Último Día

Posted on Posted in Contrabando de Placer

Mediante una guerra de un rock eléctrico empapada en suspiros flamencos Jálber nos abre las puertas de sus sentimientos, canción con la que se puede sentir identificada mucha gente, sensación de impotencia al querer y no poder expresar a alguien sus sentimientos.

A veces creo que no hay palabras
pa decirte que te quiero sin decir nada
pa rozarte como nadie te ha rozado al alba, amor.
Y el miedo a no tenerte se me derrama
a veces pienso que a quien buscas
no está en mi cama
y me asusto porque veo que pasa, pasa y yo…

No puedo aclararte esta duda tan grande
que siento por dentro y que no sé explicarte
ni un sólo momento he podido abrazarte y decirte “mi amor”.

Las putas palabras que ya no me salen
lo intento, lo intento y ni drogas me valen
para desvertirte la piel
y agarrarme de un salto a tu corazón…

Dame un último día para pensar
dame una última noche para llorar
dame el miedo que traje
y después solté pa poderte mirar.

Dame el beso que nunca te llegué a dar
dame una última copa para olvidar
esas noches que solo supe llorar
no lo quise afrontar…

He aguantado tanto tiempo a pensar callado
que mi lengua no responde cuando le hablo
y a pedradas contra el miedo muere mi razón.

No te extrañe si me trabo cuando te hablo
tanto miedo no sucumbe ni a tantos tragos
y es que no me tengo en pie
ni un pie tengo en tu habitación.

Las drogas más duras no surten efecto
en mi alma inmadura que llevo por dentro
y aunque no lo creas
dejarla tirada a mí ya me da igual…

Dame un último día para pensar
dame una última noche para llorar
dame el miedo que traje
y después solté pa poderte mirar.

Dame el beso que nunca te llegué a dar
dame una última copa para olvidar
esas noches que solo supe llorar
no lo quise afrontar…

Dame un último día para pensar
dame una última noche para llorar
dame el miedo que traje
y después solté pa poderte mirar.

Dame el beso que nunca te llegué a dar
dame una última copa para olvidar
esas noches que solo supe llorar
no lo quise afrontar…

no lo quise afrontar.

Letra y musica: Jalber (Alberto Segura)